Publicidad
Lunes, 21 Enero 2019 11:32

Reseña de GLASS, de M. Night Shyamalan: Un excelente cierre a la trilogía iniciada con 'El protegido' y 'Múltiple'.

Escrito por  Publicado en Reseñas películas 2019-2020

MUY RECOMENDADA


Tras “El Protegido” y “Múltiple”, el director y guionista indio-estadounidense M. Night Shyamalan, nos presenta la tercera entrega, ”Glass”. Un cierre a la trilogía que no dejará indiferente a sus seguidores.

Kevin Wendell Crumb (James McAvoy) mantiene secuestradas a tres chicas. El villano, Elijah Price (Samuel L. Jackson) sigue encarcelado y se ha dado por vencido en sus objetivos, además de estar fuertemente sedado y David Dunn (Bruce Willis) está jubilado y da largos “paseos” buscando el lugar en el cual Kevin tiene  retenidas a las jóvenes. Vive con su hijo Joseph Dunn (Spencer Treat Clark), quien ayuda en sus investigaciones a su padre, pues desde niño lo idolatra. La mujer de David, falleció unos años atrás, de una enfermedad.

David encuentra el lugar en el que Kevin retiene a las chicas y logra salvarlas, pero la policía les detiene a los dos, internándoles en la misma institución mental, en la cual se encuentra Elijah.  Los tres serán tratados por la Doctora Ellie Staple (Sarah Paulson). Ellie tiene un concepto muy particular sobre el mundo de los héroes, superhéroes e incluso los cómics. Como apoyo a su investigación sobre Kevin, se pondrá en contacto con la única superviviente del anterior secuestro, Casey Cooke (Anya Taylor-Joy). Elijah, es demasiado inteligente,  para caer en las falsas redes de la doctora y busca escapar, con ayuda de la bestia.

La primera frase que me vino a la mente tras ver la película fue, que Shyamalan, ha sabido cerrar la trilogía con broche de oro, sin dejar ningún cabo suelto y sorprendiéndonos hasta en el último segundo. Sello indiscutible en sus filmaciones. En esta ocasión ofrece el protagonismo a Elijah (el hombre de cristal).

Para ponernos en situación recordemos que en la primera de las entregas, sin desvelar nada, para quienes aún no hayan visto esta inquietante trilogía, “El protegido”, tuvo como protagonista absoluto a  David Dumm, un guarda de seguridad, a través del cual conocimos su historia y las dudas sobre el porqué nada le podía causar daño, aunque poseía su propia “Kryptonita”. El agua. Su gran aliado, es su hijo pequeño, que lo ve como un superhéroe. Bruce Willis, interpreta con absoluta credibilidad a este singular héroe. Al final de esta primera historia, conoceremos al villano Elijah, siendo la gran sorpresa que nos deparaba Shyamalan.

En “Múltiple” conoceríamos a otro héroe-villano, Kevin Wendell Crumb, un joven con un serio trastorno disociativo de la identidad. Una magistral interpretación de James McAvoy, en cada una de sus múltiples personalidades, entre las que se encuentran: Dennis, Patricia, Hedwig o la Bestia, formando la horda. Esta vez, contaríamos con una heroína, la superviviente del secuestro, Casey Cooke,  que en este último filme tiene mucho que decir. Por lo tanto, era de esperar que la tercera y última entrega el protagonismo recayese en el maquiavélico villano Elijah, el hombre de cristal.

Samuel L. Jackson, nos dejó con ganas de conocer más de su personaje, el hombre de cristal, tras su pequeña intervención en el “Protegido”, pero la mente “diabólica” de M. Night Shyamalan, lo reservaba para esta última y espectacular entrega. La perversa personalidad de Elijah, provocará una inquietante presencia, desde su silla de ruedas y sus tremendos silencios.

La parte femenina de la película, la encontraremos en tres personajes claves: De la primera de las obras, la madre de Elijah,  la Sra. Price (Charlayne Woodard) quien tras conocer la enfermedad de su hijo, lo premiaba si se esforzaba en luchar contra dicha enfermedad, regalándole un cómic de edición limitada, de ahí su afición a los superhéroes. En la segunda entrega, surge nuestra joven heroína, Casey Cooke (Anya Taylor- Joy), a quien Kevin admira, por ser una sufridora y luchadora en la vida. Y, en esta última película, la intrigante psiquiatra, especializada en delirios de grandeza, la Dra. Ellie Staple (Sarah Paulson). Tres mujeres fuertes que marcarán la vida de nuestros personajes, de una manera u otra.

Pero Glass guarda muchas cartas que irá descubriendo poco a poco, Shyamalan hace una crítica feroz sobre el control al que está sometida la humanidad, desde determinados grupos organizados. Nos hablará de la importancia de saber comprender, escuchar, entender, apoyar… El hacernos ver que todos somos diferentes y que en nuestro interior se puede albergar un héroe o un villano. Que nuestras mentes son ingeniosamente perfectas dentro de sus imperfecciones, lo que nos hace humanos y diferentes, entre identidades dispares que se pueden alejar de la “normalidad establecida” y no por eso, tener que ser rechazado. Luchadores ante la vida o pasivos ante los hechos; y ante todo, vulnerables, y en esa vulnerabilidad, la necesidad de amor, de amistad, de protección o de unidad entre los unos y los otros.  ¿Qué marca realmente lo que es natural o sobrenatural? ¿Quién lo estable y por qué dichas normas?

Shyamalan, nos ha demostrado a lo largo de estas historias, ser un estudioso de la psique de los superhéroes y sus villanos, y el porqué de su comportamiento. En un momento determinado, Casey comenta: “Superman no nació volando” y por otro lado, Shyamalan nos muestra y reafirma, que cada superhéroe, antes de serlo, ha sufrido dolor físico o psíquico a lo largo de su vida. Causa y efecto con los que convivirá en su día a día, bajo su nueva identidad. Una realidad presente en todos los superhéroes y pocas o ninguna vez, hemos reparado en ello. Una visión de estos personajes del cómic, nunca vista con tanta crudeza y poder de estudio. Tres filmes para analizar y disfrutar en más de una ocasión, pues sus guiones se han convertido  en foco de debate.

Glass posee también esa atmósfera tan propia en el director, bajo la magnífica fotografía de Mike Gioulakis y la impactante banda sonora de West Thordson. Un filme claustrofóbico con una ambientación sobrecogedora, en la cual una vez más, Shyamalan no precisa alardear de efectos visuales, pues con la fuerza del guion, la contundente dirección  y las magníficas interpretaciones, es más que suficiente para lograr los objetivos. Shyamalan, ha cerrado una trilogía con suma precisión, como ya he mencionado, pero también ha abierto una puerta a una nueva era de superhéroes. ¿Será ese el proyecto tramado en su despierta mente?

Para el final me quedo con una frase que cita la doctora: “No es injusto que haya héroes entre nosotros” y la que en algunas ocasiones repite Kevin “Los únicos puros son aquellos que han luchado y sufrido en la vida”

  • Mi nota es: 9 / 10
  • ESTRENO en ESPAÑA: YA EN CINES
  • REPARTO: James McAvoy, Bruce Willis, Samuel L. Jackson, Sarah Paulson, Anya Taylor-Joy, Shayna Ryan, Spencer Treat Clark, Charlayne Woodard, Luke Kirby, Rob Yang, Brian Donahue, Adam Thompson, Marisa Brown, Kyli Zion.
  • PRODUCTORA: Blumhouse Productions// Blinding Edge Pictures// Touchstone Pictures//
  • DISTRIBUIDORA en ESPAÑA: Walt Disney Studios Montion Picture Spain.

 


Comentarios (0)

Escribir comentario

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más contenido exclusivo en Facebook: ¡Únete!

Últimos comentarios