Publicidad
Lunes, 14 Enero 2019 11:31

Amplia reseña de la película EL VICIO DEL PODER: Una magnífica tragicomedia con un sobresaliente Christian Bale.

Escrito por  Publicado en Reseñas películas 2019-2020

Incluye tráilers en español y video entrevistas con Amy Adams (Sharp Objects) y Steve Carell (The Office), otros de los nombres propios del inspirado reparto.

RECOMENDACIÓN CEC CINE: ¡NO TE LA PIERDAS, YA EN CINES!


'El vicio del poder' cuenta la historia del carismático político y empresario Dick Cheney (Christian Bale), quien comenzó su carrera política en 1969 formando parte del gobierno de Nixon, ocupando diversos cargos. Años después también tuvo responsabilidades bajo las presidencias de Gerald Ford o el mismísimo George H. W. Bush, con el que se desempeñó como secretario de defensa desde 1989 a 1993.

Abandonó la política para convertirse en el presidente ejecutivo de Halliburton Company, pero la política volvió a llamar a su puerta en el año 2000, cuando George W. Bush le pidió trabajar con él. Dick aceptó al presentir las debilidades del nuevo presidente, y gozó de ciertas licencias que hasta la fecha no había tenido ningún vicepresidente.

Se convirtió en el vicepresidente con más poder en la historia de los Estados Unidos.

El director Adam McKay no se conforma con darnos, en los 132 minutos que dura la película, una visión discutible de este político norteamericano. Mete toda la carne en el asador -y el dedo en la llaga- a través de su magnífico guion, que se atreve a desenmarañar los secretos y manipulaciones de la política norteamericana. Lo hace sin ningún pudor, sin ruborizarse lo más mínimo, y despertando sonrisas y carcajadas en el espectador por la forma en que ridiculiza a los políticos. Entre ellos. al ex presidente George W. Bush, al que nos presenta como una marioneta manejada por su vicepresidente que, tras descubrir sus debilidades, se arriesgó a llevar a cabo el mejor papel de su vida.

ATENCIÓN: PUEDE CONTENER MÍNIMOS SPOILERS SOBRE DESTACADAS ESCENAS

 

Una obra cargada de ironía entre claros simbolismos y metáforas, para ridiculizar la política de un país que cada día ofrece una doble o triple cara. Adam logra navegar entre el drama y la comedia con el viento a favor, con predominio de lo cómico incluso en las situaciones más dramáticas, incluso cuando somos testigos de los ataques al corazón de Dick. 

A destacar también la magnífica escena en la que varios políticos sentados alrededor de una mesa escuchan a un “camarero” recomendarles los mejores “platos de la carta”. Por supuesto se trata de una carta muy política....

Es todo tan tremendamente “surrealista” y a la vez tan real, que es preferible esbozar una sonrisa antes que maldecir todo lo que estás viendo en pantalla.

Christian Bale es la gran baza con la que cuenta el director. Acertadísima la elección de este actor que se transforma no sólo físicamente, sino que logra filtrarse a través de la piel del vicepresidente hasta creer que estamos ante él.

Resulta muy interesante la visión que se ofrece de la doble imagen de Cheney. Por un lado, el cínico político y empresario sin escrúpulos e implacable, que trabajó con multinacionales militares y del petróleo como Halliburton Company o Lockheed Martín, lucrándose miserablemente durante la invasión a Irak. Y, por otra parte, el amoroso marido y padre cuyo templo son su hogar y su familia, cuidando de que sus acciones no afecten a ninguno de los suyos.

Dicen que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer y, sin duda, es el caso de Cheney: su mujer Lynne (Amy Adams) se lo dejó muy claro desde que eran novios: le había elegido a él como compañero en su vida, pero en ningún instante permitiría que fuera un borracho o un camorrista, como lo estaba siendo en aquella etapa de juventud; bastante había sufrido con su propio padre viendo como maltrataba a su madre. Lynne guiaba cada paso que debía seguir su marido, aunque él llevara dentro "el vicio por el poder".

No solo destacan las interpretaciones de Christian Bale y Amy Adams, pues solo hay que leer el reparto para darnos cuenta de las grandes figuras que intervienen en la película. Cada uno de ellos sabe empatizar con su personaje, para el absoluto disfrute de los espectadores.

En los aspectos técnicos, hay que destacar que la obra cuenta con una cuidada dirección artística a cargo de Brad Ricker y Dean Wolcott, y un espléndido vestuario de Susan Matheson; reflejando las diversas décadas y épocas por las que transita la acción. Acertadísima fotografía de Greig Fraser, que coquetea con el tono documental que McKay ha querido conferir a parte del filme, con esa voz en off de un personaje que nos acompañará hasta el final (y que sorprenderá saber quién es). No podemos olvidarnos de las notas musicales en la partitura de Nicholas Britell, del extraordinario montaje de Hank Corwin cubriendo el periodo de finales de los 60 hasta la actualidad, o el impresionante equipo de maquillaje y peluquería.

Por último, destacar la escena final de Bale mirando a cámara, hablando directamente al espectador y soltando su último discurso, que cierra la película con un broche de oro.

  • Mi nota es: 9
  • ESTRENO en ESPAÑA: 11 de Enero
  • REPARTO: Christian Bale, Amy Adams, Steve Carell, Sam Rockwell, Bill Pullman, Stefania Owen, Jillian Armenante, Brandon Sklenar, Brandon Firla, Abigail Marlowe, Liz Burnette, Matt Nolan, Brian Poth, Joey Brooks, Joe Sabatino, Alison Pill, Tyler Perry, Shea Whigham, Cailee Spaeny, Fay Masterson, Don McManus, Adam Bartley, Lisa Gay Hamilton, Jeff Bosley, Scott Christopher, Mark Bramhall, Stephane Nicoli y Kirk Bovill.
  • PRODUCTORA: Gary Sanchez Productions// Plan B Entertainment// Annapurna Pictures.
  • DISTRIBUIDORA en ESPAÑA: Entertainment One Films Spain.


Comentarios (0)

Escribir comentario

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más contenido exclusivo en Facebook: ¡Únete!

Últimos comentarios